La International Planned Parenthood Federation (IPPF), con sede en Londres, es la mayor red de clínicas de abortos en el mundo (46.000 clínicas, abarcando 152 países y realizando, según sus propias cifras, 5 millones de abortos al año). Solo esta entidad otorgó entre 2008 y 2016, la cantidad de U$S 5 millones de dólares a las principales organizaciones detrás de la campaña por la legalización del aborto en nuestro país, al valor del dólar oficial a diciembre de 2020, unos $440 millones de pesos, información chequeable  en sus propios informes financieros. El monto real es muy superior ya que hace 4 años que Planned Parenthood dejó de aportar esa información, a pesar de que incrementó sus ingresos y erogaciones mundiales. Pero la influencia de la multinacional del aborto no queda ahí: también elaboró los manuales en los que se basan los conceptos de las organizaciones, con el detalle de cómo expresar eufemísticamente cada tema para evitar generar rechazo de la población y sí por el contrario, cómo usar adjetivaciones para estigmatizar a quienes se oponen a su agenda. ¿Quién es el principal financista de este engendro multinacional? El gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña, el histórico enemigo de la Argentina y quien viene diseñando desde hace décadas la geopolítica en materia de población junto a las distintas estructuras del poder global.

En esta nota, te vamos a mostrar todos los documentos de las anteriores afirmaciones, que exponen además cómo se construye un movimiento para manipular a la opinión pública y, lograr instalar una agenda que nunca estuvo entre las necesidades populares.

Cabe aclarar que la IPPF puede ser la entidad más importante pero no la única en hacer este lobby. A la Planned Parenthood se le suman los cuantiosos recursos de la Fundación Ford (histórica pantalla de la CIA) y la Open Society de George Soros.

Veamos a las principales “organizaciones socias” que promueven la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto legal, Seguro y Gratuito, vienen recibiendo aportes de la IPPF:

Casa FUSA ($ 3.502.960),
Católicas por el Derecho a Decidir (u$s 744.015),
CEDES – Centro de Estudio de Estado y Sociedad ( u$s 190.202),
Asociación Civil Pro Amnistía (u$s 99.850), razón social de Amnistía Internacional.
Fundación Huésped (u$s 84.000), que impulsa la campaña #AbortoSinBarreras.

Estas entidades no son cualquiera elegidas al azar, sino las que tienen un peso fundamental dentro de la campaña:

Otras ONG’s argentinas subvencionadas por IPPF que también figuran en las declaraciones oficiales de la multinacional abortista:

-El Fondo de Mujeres del Sur (u$s 75.000), CELS – Centro de Estudios Legales y Sociales (u$s 32.500), FEIM Argentina (u$s 23.150) y el Centro de Estudios Sociales y Políticos Para el Desarrollo Humano (u$s 5.167).

En total la IPPF transfirió entre 2008 y 2016 U$S 4.756.844 dólares, que al precio actual representan unos $123 millones de pesos.


Las transferencias de dólares, año por año

El detalle de las transferencias de acuerdo a lo informado por la propia IPPF en sus balances oficiales (no incluye años 2017 y 2018 sobre los que IPPF todavía no ofrece datos, si bien es sencillo suponer que la misma se incrementó ya que la IPPF informa de un continuo aumento de sus “donaciones”, si bien dejó de detallar los destinatarios, justamente para que no se los señale):

2016:
FUSA U$S 168.000

2015:
FUSA U$S 182.111
CEDES U$S 75.383
Amnistía U$S 55.000
Católicas por el Derecho a Decidir U$S 50.953
Fundación Huesped U$S 34.000
Fundación Universidad de Palermo U$S 14.100

2014:
FUSA U$S 451.718
Católicas por el Derecho a Decidir U$S 244.320
CELS U$S 32.500
CEDES U$S 67.834
Amnistía U$S 44.850
Fundación Universidad de Palermo U$S 30.000

2013:
FUSA (Fund. para la Salud del Adolescente) U$S 942.797
Católicas por el Derecho de Decidir U$S 450.000

2012:
FUSA U$S 442.650
Fundación Mujeres del Sur U$S 55.000

2011:
FUSA U$S 748.981
Católicas por el Derecho a Decidir U$S 200.000

2010:
FUSA U$S 176.003
Católicas por el Derecho a Decidir U$S  60.000
Fundación Mujeres del Sur U$S  20.000
Fundación Huesped U$S 12.500

2009:
FUSA U$S 370.000
Fundación Huesped U$S 37.500
Católicas por el Derecho a Decidir U$S 43.219

2008:
Católicas por el Derecho a Decidir 145.523
FEIM U$S 23.150
FUSA U$S 20.700
CEDES U$S 46.985
Centro de Estudios Sociales y Políticos U$S 5.167

(Pueden verse las capturas de pantalla de estas transferencias de dinero al final de esta nota)


Todo guionado

El discurso verde está perfectamente guionado desde el exterior por la propia Planned Parenthood, precisando la iconografía, los colores, los slogans a repetir, la forma de atacar a quienes se oponen a sus proyectos (pasan a ser “antiderechos”), el uso de eufemismos para ocultar la realidad de lo que se reclama, etc. Así lo exponen en sus propias páginas y documentos oficiales, cual “manual de estilo”:

¿Quiénes financian a su vez a la IPPF? Como dijimos, en primer lugar: el Reino Unido de Gran Bretaña y su propia sede mundial se encuentra en Londres:

Gran Bretaña aportó solo en 2019 46.616.000 de libras, esto es U$S 59.323.000 de dólares, el 41% del total de sus ingresos estatales de U$S 144.381.000 (y un 36% de sus ingresos totales), siendo así, por lejos, su principal aportante:

Como se puede ver, La Ruta del Dinero del Pañuelo Verde, termina en la geopolítica global que se diseña en Londres, Reino Unido de Gran Bretaña. Un programa de reducción de la natalidad que ya fue expuesto en detalle por Henry Kissinger en 1974 y la Rockefeller Commission de 1972.

 

En segundo lugar, financian a la IPPF la crema del poder financiero mundial, con sede en la City de Londres y Wall Street: Ford Foundation, Bill Gates Foundation, George Soros (Open Society Foundations), Hewlett / Packard Foundation, etc.

Algunas de las ONG’s argentinas “favoritas” de la multinacional abortista:

Casa FUSA

Es la sucursal de la Planned Parenthood y la casa matriz local de las futuras clínicas abortivas. Supo aportar la mayoría de las personas que disertaron en el Congreso Nacional como “especialistas” a favor de la legalización:

“Católicas por el Derecho a Decidir”

De más está decir que el nombre de la ONG está elegido especialmente para confundir. La Iglesia Católica los fieles católicos han repudiado sistemáticamente a esta organización financiada por la IPPF y por George Soros.

El caso de “Católicas para el Derecho a Decidir” es paradigmático ya que en 2003 crean en la Argentina la “Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito” en la “Asamblea por el derecho al aborto”. Esto luego se presentó en el  “XIX Encuentro Nacional de Mujeres”, llevado a cabo en Mendoza en 2004. Finalmente la campaña se lanzó el 28 de mayo de 2005.

El caso del CELS recibiendo U$S 1.340.000 de Soros y $1.750.000 de la Fundación Ford solo en 2017, permite explicar también la postura de medios como Página/12 con gran parte de sus periodistas socios del mismo:

Otras ONG’s argentinas financiadas, en este caso, indirectamente, por la Planned Parenthood:

“Socorristas en Red”

ONG responsable de “ayudar” a mujeres a realizarse abortos con misoprostol, a pesar de estar prohibido en la Argentina al momento de redactarse esta nota:

 

-¿De quién reciben apoyo internacional? “Women on Web” y “Women Help” son los sostenes en la Argentina de “Socorristas en Red”, dos fundaciones internacionales que a su vez son financiadas por :


Women’s Global Network for Reproductive Rights
http://wgnrr.org/resources-and-materials/annual-report/
Esta entidad está financiada por: IPAS y el SAAF (Safe Abortion Action Fund), dos estructuras montadas financieramente por la IPPF.

Como se puede ver, aunque se escondan en un sistema de “mamushkas” para ocultar su financiación, al estilo de las sociedades offshore donde se esconden capitales corruptos, siempre en última instancia termina apareciendo la International Planned Parenthood Federation.

 

El rol del Banco Mundial

Pero como dijimos, la IPPF no es la única transnacional que financia la agenda de la legalización del aborto en el mundo, esta entidad actúa como lobby en tandem con la Open Society de George Soros, la Bill and Melinda Gates Foundation, la Ford Foundation y otras, todas siguiendo los lineamientos del Banco Mundial quien viene prescribiendo avanzar en este sentido desde el año 1968 hasta la actualidad, tal y como refleja en su informe del 2007 revisando la implementación del aborto en todo el mundo con el objetivo de reducir las tasas de natalidad, requisito necesario para las potencias centrales, tal como en su momento lo reclamó Henry Kissinger en su informe NSSM 200 de 1974 desclasificado hace pocos años.

El discurso verde

El relato por la legalización del aborto no solo está guionado por los manuales de estilo de Planned Parenthood, sus principales conceptos ya fueron elaborados en 1972 en la Rockefeller Commission:

“La Comisión considera que las diversas prohibiciones contra el aborto en los Estados Unidos constituyen obstáculos para el ejercicio de la libertad individual: la libertad de las mujeres para tomar decisiones morales difíciles basadas en sus valores personales, la libertad de las mujeres para controlar su propia fecundidad y, finalmente, la libertad de las cargas de la maternidad no deseada. Los estatutos restrictivos también violan la justicia social, pues cuando el aborto está prohibido, las mujeres recurren a abortos ilegales para prevenir los nacimientos no deseados. Los abortos médicamente seguros siempre han estado disponibles para los ricos, para aquellos que podrían pagar los altos costos de los médicos y los viajes al extranjero; pero la mujer pobre se ha visto obligada a arriesgar su vida y su salud con remedios populares y practicantes deshonestos.
(…)
Al revisar la cuestión del aborto, una preocupación central ha sido la evaluación del impacto demográfico del aborto. Apreciamos la importancia histórica de hacer recomendaciones sobre el aborto en un contexto demográfico.
(…)
La mayoría de la Comisión cree que las mujeres deben ser libres para determinar su propia fecundidad, que la cuestión del aborto debe dejarse en la conciencia de la persona afectada, en consulta con su médico, y que los estados deben ser alentados a promulgar estatutos afirmativos creando un marco claro y positivo para la práctica del aborto a petición.
(…)
La Comisión recomienda: Que los gobiernos federal, estatal y local pongan fondos disponibles para apoyar los servicios de aborto en estados con leyes liberalizadas. Que el aborto se incluya específicamente en beneficios integrales del seguro de salud, tanto públicos como privados”.
-Reporte de la Comisión Rockefeller, 1972, Capítulo 11
http://www.population-security.org/rockefeller/011_human_reproduction.htm

El origen de Planned Parenthood: control explícito de la natalidad

Lo que hoy conocemos como Planned Parenthood, la mayor multinacional de clínicas abortivas con más de 46.000 sucursales en todo el mundo, fue fundada en 1916 en Nueva York, por Margaret Sanger. En 1921 la clínica de Sanger adquiere el nombre de “Liga Estadounidense de Control de Natalidad” (American Birth Control League). Para 1941 ya operaba 222 centros. En 1942, dicha institución cambiar su denominación a Planned Parenthood.

Sanger era partidaria de la eugenesia negativa, una filosofía social que argumenta que la especie puede mejorar mediante la intervención social. Sus propuestas incluían una política restrictiva de la inmigración, el libre acceso a los métodos anticonceptivos, la segregación racial y la esterilización de los discapacitados intelectuales.

En su artículo Control de población y Salud de las mujeres (1917), Sanger explica:

“En la historia temprana de la raza, la llamada «ley natural» reinaba sin interferencias. Bajo su inmisericorde regla de hierro, sólo los más fuertes, los más valientes, podían vivir y convertirse en progenitores de la raza. Los débiles, o morían tempranamente o eran muertos. Hoy, sin embargo, la civilización ha aportado la compasión, la pena, la ternura y otros sentimientos elevados y dignos, que interfieren con la ley de la selección natural. Nos encontramos en una situación en la que nuestras instituciones de beneficencia, nuestros actos de compensación, nuestras pensiones, nuestros hospitales, incluso nuestras infraestructuras básicas, tienden a mantener con vida a los enfermos y a los débiles, a los cuales se les permite que se propaguen y, así, produzcan una raza de degenerados”.

En Un plan para la paz (1932), por ejemplo, Sanger propuso la creación de un departamento del Congreso para:

“mantener cerradas las puertas para evitar la entrada de ciertos extranjeros cuya condición se sabe es perjudicial para la raza, como los débiles de mente, idiotas, retrasados, locos, sifilíticos, epilépticos, criminales, prostitutas profesionales y otros de esa clase”.

Y más adelante:

“Apliquen una rígida política de esterilización y segregación a aquellas partes de la población cuyo progenie ya esté corrompida o cuya herencia sea tal que características perjudiciales puedan ser transmitidas a su descendencia”.

Para 1952, Planned Parenthood se convirtió en la institución fundadora de International Planned Parenthood Federation cuando se creó en una conferencia en Mumbay, India, en 1952.

Planned Parenthood comenzó a hacer fuerte campaña en EEUU por una reforma en la legislación sobre aborto en 1955.

En 1966, PPFA comenzó a otorgar el Premio Margaret Sanger. Algunos de sus destinatarios fueron John D. Rockefeller III, Katharine Hepburn, Jane Fonda, Hillary Clinton y Ted Turner.

La organización tuvo un rol fundamental en casos que sentaron jurisprudencia sobre aborto como Roe vs Wade (1973) y Planned Parenthood vs Casey (1992). Lograda su legalización a partir de 1973 en EEUU, Planned Parenthood comenzó a proveer esa práctica.

Luego de Margaret Sanger, Alan Frank Guttmacher fue el presidente de Planned Parenthood desde 1962 hasta 1974. Actualmente, el Guttmacher Institute, firme impulsor del aborto en el mundo, es también quien suele proveer buena parte de las estadísticas que son citadas por el resto de organizaciones que promueven esta práctica de control de la natalidad.

Actualmente la Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF) consta de más de 149 Asociaciones Miembros que trabajan en más de 189 países, y cuenta con más de 46.000 sucursales en todo el mundo.

SI QUIERES PUEDES DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre