El plan fue presentado por Trotta en conjunto con el Consejo Asesor para el regreso presencial a las aulas que encabeza el biólogo Diego Golombek.

Si bien el ministro aseguró que la decisión de la fecha en la que se volverá a clases la tienen que tomar los gobernadores (y los rectores en el caso de las universidades), consideró que de mantenerse bajo el nivel de circulación, “podemos imaginar que será en agosto”.

El programa prevé exigir a los establecimientos educativos una readecuación previa de las instalaciones y de capacitación de todo el personal. Así, deberán asegurar acceso a agua potable, jabón, toallas de papel descartables, alcohol en gel o líquido al 70°, en todas las instalaciones.

  • Además, será fundamental la adecuación de las aulas y espacios comunes para lograr el distanciamiento físico necesario. Esta idea se conoce como aula “burbuja”, donde se sientan, en forma de cruz, ocho estudiantes, separados por una distancia mínima de 1,5 metros.
  • También se propone que las escuelas diseñen un esquema de grupos aúlicos integrado por niños de similares barrios y que, a su vez, se trabaje sobre el control y detección de vacunación y enfermedades de los alumnos.
  • Será obligatorio desde los primeros grados el uso de tapabocas casero que cubra boca, nariz y mentón. No así para jardines de infantes.
  • Otro de los grandes desafíos que plantea la vuelta a clases es el uso del transporte público. “Ya estamos trabajando con el Ministerio de Transporte para diseñar un protocolo de movilidad escalonado, que asegure las condiciones sanitarias básicas para el traslado”, dijo Trotta. A la vez, cada distrito deberá desarrollar un plan de transporte que garantice una mayor frecuencia de colectivos para evitar las aglomeraciones en la hora pico.
  • Sin embargo, la nueva normalidad en la que ingresará el sistema educativo también plantea que aquellos docentes o alumnos que presenten patologías previas o de base puedan continuar con sus tareas de manera virtual. Mientras que en caso de registrarse un caso positivo de Covid-19 o ante la sospecha de uno, se suspenderán las clases por un día para realizar desinfección exhaustiva del establecimiento.
  • Tampoco se podrán realizar eventos o reuniones dentro de los colegios.

El plan será debatido en una próxima reunión del Consejo Federal de Educación, y luego en el ámbito del Consejo de Universidades.

SI QUIERES PUEDES DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre