El fallo resalta la manera en que durante el 2014 el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner modificó el mecanismo de medición del PBI nacional; y, en consecuencia, alteró según el demandante el pago del cupón que debía liquidarse ese año.

La jueza publicó su decisión en un fallo de 38 páginas, donde aclara explícitamente que “Argentina no puede privar a los acreedores de recibir los pagos de intereses cambiando la manera de calcular el PBI”, con lo cual a los abogados que representan al país solo les quedará, en primera instancia, demostrar su capacidad de liquidación. Para Loretta Preska, Argentina actuó de “mala fe” al alterar la medición del cupón PBI de ese año y “causó la falta de disponibilidad de datos para evitar el compromiso”.

El próximo paso en esta causa, es la obligación para el país de presentar antes del 16 de abril un cronograma de Discovery, por el cual la magistrada pueda conocer la verdadera capacidad de pago del país.

Si no lo hace, y si no se ejecutan los compromisos, la jueza podría habilitar una ronda de embargo o cautelares. Sería una situación similar a la que en su momento ejecutó Thomas Griesa en el Juicio del Siglo contra los fondos buitres.

Preska es la sucesora de Griesa en el tribunal primario del Segundo Distrito Sur de Nueva York. Es, además, la encargada de decidir la otra megacausa abierta contra el país, por la manera en que se decidió e implementó la reestatización de YPF en 2016.

En esta causa, a diferencia de la del Cupón PBI, parecería que Argentina está hoy mejor encaminada, indica un informe de Ambito.com.

SI QUIERES PUEDES DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre