Monseñor Mario Antonio Cargnello informó a los presbíteros de la Arquidiócesis que en los municipios en Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) está permitido que iglesias, templos y lugares de cultos puedan abrir sus puertas.

Sin embargo, no se pueden realizar ceremonias que impliquen la reunión de personas.

Esto es posible gracias a la decisión administrativa Nº 10/2.2020 de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación, refrendada en la disposición 57 del Comité Operativo de Emergencia (COE) de la provincia.

Así los municipios de los departamentos Capital, La Caldera, General Güemes, Cerrillos y Rosario de Lerma  pueden abrir los templos con los protocolos que comenzaron a aplicarse en junio hasta el 9 de septiembre pasado. Los responsables de las parroquias y templos deben restablecer el número de personas que simultáneamente pueden estar en el lugar y respetarlo, exigir el uso del tapabocas, ofrecer el alcohol para las manos al ingresar al templo y colocar alfombras con lavandina y agua en las puertas de entrada, además abrir las puertas y ventanas del templo. Deben mantener limpio el espacio y evitar que se toquen las imágenes, los altares o los reclinatorios de los bancos.

“No podemos todavía celebrar la Eucaristía con la participación de fieles”, indicó Carnegllo y aclaró que pueden hacerlo fuera del horario de apertura del templo y compartir con los fieles vía streaming.

En tanto, en los municipios en Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio las otras parroquias continúan celebrando las ceremonias litúrgicas bajo los protocolos fijados solo hasta las 20, tal como lo dispone el COE.

Cabe recordar que semanas atrás presbíteros de la zona norte y centro emitieron un comunicado solicitando que las celebraciones de las misas sean consideradas “esenciales” y que se reabran los templos.

SI QUIERES PUEDES DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre