El gobernador Juan Schiaretti confirmó este lunes que la Provincia de Córdoba lanzará un título para cancelar deudas con proveedores.

Será transferible y podrá utilizarse para cancelar deudas tributarias vencidas hasta el 29 de febrero de este año”, aseguró el mandatario peronista (Hacemos por Córdoba), a través de su cuenta en Twitter.

Schiaretti remarcó que esa herramienta “permitirá aliviar en algo la gran caída de la recaudación que afecta a las finanzas públicas”, y destacó que “al permitir compensar deudas y acreencias tendrá un impacto positivo en el sistema económico cordobés”.

Días atrás el Ministerio de Finanzas -que conduce Osvaldo Giordano– reveló que la recaudación provincial experimentó en marzo una caída interanual del 14% en términos reales respecto al mismo mes de 2019, y del 26% respecto de 2018. “Además, en abril se comenzarán a reflejar los efectos de la cuarentena sobre los ingresos provinciales”, advirtió.

“La involución se asocia a la persistencia y profundización de la crisis nacional iniciada a mediados del 2018 y a los primeros impactos de la cuarentena a raíz del coronavirus”, sostuvieron desde esa cartera.

Tal como lo informó ya Ambito, en medio del duro impacto en las finanzas producto de la cuarentena los gobernadores intentan recortar el tenor de la deuda en los pagos a proveedores y contratistas del Estado provincial.

En algunos distritos la apuesta es amplia y apunta a consensuar un pago a todo el arco de empresas. En otros, la mirada es más corta y se centra en aquellas ligadas a insumos para combatir el avance del coronavirus.

En ambos casos, marca la importancia para los Ejecutivos de que fluya esa relación, y para las empresas es oxígeno en medio de la parálisis para hacer frente a sus propias obligaciones, incluído el pago de salarios.

El pasado jueves dio un paso el gobierno de Axel Kicillof, quien confirmó que implementará un Certificado de Liquidación Provisoria para cancelar deudas con proveedores y contratistas, uno de los pesos con el que se topó al asumir en diciembre pasado -la deuda total 2019 es de cerca de $ 43 mil millones- y en cuya resolución se avanzaba antes de la llegada de la pandemia.

Se trata de una herramienta que tiene como objetivo cancelar esas deudas en etapas. La iniciativa es implementada a través del Ministerio de Hacienda y Finanzas, la Tesorería General y el Banco Provincia.

El certificado es una garantía otorgada por el Gobierno bonaerense que permite a proveedores y contratistas del Estado acceder a una línea de préstamos del Banco Provincia a una tasa preferencial y -destacan- obtener liquidez en menos tiempo, en un contexto marcado por las trabas en el movimiento económico derivadas de la pandemia.

En Santa Fe, en tanto, el gobernador peronista Omar Perotti confirmó que en los próximos días cancelará las deudas del Estado provincial con proveedores de insumos esenciales.

SI QUIERES PUEDES DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre