Rossi y Sáenz en el paraje El Rosado de Santa Victoria Este. “Por la emergencia el Ejército ya procesó alrededor de 800.000 litros de agua”, indicó.

El ministro de Defensa y el gobernador visitaron un paraje El Rosado en Santa Victoria Este, norte de la provincia de Salta, que se encuentra en situación de vulnerabilidad. Estuvieron en las comunidades Las Golondrinas y Santa María.

“El Gobierno Nacional está presente a través de un trabajo conjunto entre el Ejército Argentino, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, el Ministerio de Salud y organismos provinciales para atender cada una de las problemáticas de las poblaciones afectadas”, afirmó el funcionario nacional.

Rossi en su recorrida destacó los trabajos que desde enero realiza personal del batallón de Ingenieros de Montaña 5 en distintas localidades de los departamentos de San Martín, Orán, Rivadavia y Santa Victoria Este, donde ya se procesaron alrededor de 800.000 litros de agua, entre captación, potabilización y distribución, que han sido repartidos en 20 comunidades.

Al arribar a primera hora de ayer al aeropuerto de Tartagal, Rossi indicó que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, “tiene especial atención en el problema y me ha encargado que esté aquí presente para acompañar y dialogar con las comunidades que requieren un mayor cuidado”.

“El Ejército Argentino lleva adelante una muy valiosa tarea con efectivos y medios desplegados para colaborar con el abastecimiento de agua potable a través de sus plantas potabilizadoras móviles”, destacó.

Durante la recorrida, acompañaron también al ministro la secretaria de Coordinación Militar en Emergencias, Inés Barboza; el jefe del Estado Mayor Conjunto de las FFAA, teniente general VGM Bari del Valle Sosa; y del Ejército, teniente general Claudio Pasqualini.

Recorrida y detalles de la asistencia

Sáenz y Rossi visitaron ayer el paraje El Rosado, en Santa Victoria Este donde dialogaron con miembros de las comunidades de Las Golondrinas y Santa María.

Además y en ese mismo contexto, se destacó el trabajo coordinado de los ministerios de Desarrollo Social, Seguridad, Infraestructura y Salud, quienes junto al Ejército se encuentran asistiendo a las familias damnificadas por las intensas precipitaciones caídas en la zona.

En la recorrida Sáenz informó que actualmente el equipo interministerial del gobierno se encuentra abocado a contener la situación crítica y destacó que actualmente en Rivadavia se instalaron dos puestos sanitarios en El Rosado y en Alto La Sierra.

Allí se colocaron 2224 vacunas a la población, se intensificaron las atenciones en territorio y se distribuyeron módulos alimentarios.

Además, se completaron los calendarios de vacunación, derivando los casos de riesgo a establecimientos de mayor complejidad y se destacó la instalación de dos plantas potabilizadoras de agua, que, mediante el trabajo conjunto de provincial municipio y Ejército, abastecen a 30 comunidades de pueblos originarios y criollos.

Por otra parte, el gobernador resaltó que en el Departamento San Martín se asistió a las comunidades comprendidas en el área del municipio de Tartagal, General Ballivián, General Mosconi, donde se entregaron módulos alimentarios.

En tanto, indicó que, en Salvador Mazza, Yacuy y Embarcación se analiza la factibilidad de la perforación de pozos de agua y adelantó que está planificada la recuperación de pozos en Embarcación y General Mosconi, junto a la optimización del acueducto El Aguay y la ejecución de redes colectoras y nuevas conexiones domiciliarias en barrios de General Mosconi y Tartagal.

Sobre la situación en Orán y afirmó que en la zona la Policía trabaja intensamente asistiendo a familias afectadas donde también se reforzó el envío de módulos alimentarios, colchones y calzado en San Ramón de la Nueva Orán, como también en Pichanal y Aguas Blancas.

El Gobernador Sáenz insistió en la necesidad de implementar soluciones definitivas a la coyuntura imperante en el norte para que sus pobladores no sufran este tipo de situaciones y afirmó que: “Tenemos la obligación de trabajar todos juntos por los pueblos originarios, que hace tantos años están abandonados”.

El Estado provincial destinó $3.000 millones para la asistencia de distintas comunidades pertenecientes a los departamentos: Orán, San Martín y Rivadavia.

Además, se dispuso la entrega de 160.000 módulos alimentarios y 20.000 módulos de asistencia crítica, que se complementará con el otorgamiento de 21.891 tarjetas AlimentAR. También se movilizaron 26 médicos y 30 agentes sanitarios para monitorear la situación sanitaria en el lugar.

SI QUIERES PUEDES DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre