La instalación fue en Olivera y Lucio Mansilla, donde se encuentra la escuela Bicentenario de la Batalla de Salta. Tiene el objetivo de dar prioridad al paso de peatones y escolares, enmarcado en el Plan de Movilidad.

La Subsecretaría de Tránsito y Seguridad Vial instaló reductores de velocidad en las calles Olivera y Lucio Mansilla, en el barrio Solidaridad, a la altura de la escuela Bicentenario de la Batalla de Salta.

También se colocó señalamiento vertical de velocidades máximas para que los conductores que circulan por la zona mantengan precaución y respeten el cruce de escolares y peatones.

Las obras se enmarcan en el Plan de Movilidad que lleva adelante la Secretaría de Gobierno municipal, con el fin de promover espacios de circulación segura y eficiente en la ciudad, que consiste en dar prioridad al peatón y, en este marco, generar mayor seguridad a la comunidad educativa.

SI QUIERES PUEDES DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre