12 C
Córdoba, AR
Miércoles, junio 19, 2024
Inicio Argentina Temor en el mercado por el incremento de la deuda del Tesoro

Temor en el mercado por el incremento de la deuda del Tesoro

3
La política del equipo económico que dirige Luis Caputo de pasarle la deuda del Banco Central al Tesoro de la Nación está generando algunas dudas entre los operadores de mercados respecto de su sustentabilidad.

El problema es si se genera un escenario parecido al que hubo a lo largo del 2022 y 2023, y es lo que se denomina “muralla de vencimientos”, que sobre la segunda mitad del año pasado y en los primeros meses del actual período parece haberse resuelto, haciendo la salvedad de que ahora existe superávit fiscal.

Deuda: los vencimientos que se le acumulan al Tesoro

El 30 de junio el Tesoro tendrá que enfrentar vencimientos en pesos de títulos públicos por $2,4 billones de un bono dual, un discount por $115.000 millones, e intereses de un cuasipar $142.110 millones.

Además, antes de ello, el 13 de junio tiene que cancelar intereses del Boncer T5X4 por $17.266 millones y del Boncer T3X5 por $13.333. Y el 14 de junio vencen Lecaps por $3,6 billones.

Se trata de vencimientos altos que en el mercado se supone que el Gobierno no debería tener problemas en rollear y, a su vez, conseguir financiamiento neto.

En tanto, que, en dólares, el vencimiento más importante del gobierno es con organismos multilaterales por u$s134 millones a lo largo del mes. Se entiende que el Tesoro va a salir a rollear esos vencimientos y a su vez captar más fondos de los bancos que, de otro modo, terminarían en el BCRA.

La economista Luciana Flores advierte en un artículo al respecto que “la suma de la deuda pública real más la deuda del Banco Central, más la deuda comercial, desde el inicio de la gestión hasta hoy, viene aumentando a un ritmo vertiginoso, y en algún momento esto tiene que parar”.

Deuda pública, la contrapartida del saneamiento del BCRA

“Porque, al final de cuentas, todo el programa de ajuste y estabilización, reducción de la inflación, superávit fiscal y saneamiento del Banco Central parece ser meramente la contrapartida del aumento de la deuda pública, lo que lo transforma en un programa de dudosa eficacia y sostenibilidad”, advierte.

Para ello expone que la deuda en moneda local expresada en dólares ha ido creciendo del siguiente modo este año según datos de la Secretaría de Finanzas: en diciembre era de u$s104.000 millones; en enero, u$s111.000 millones; febrero, u$s125.000 millones; marzo, u$s142.000 millones y abril, u$s155.000 millones. Es decir, que desde que asumió el actual gobierno la deuda en pesos creció u$s55.000 millones.

Eugenio Marí, economista en jefe de la Fundación Libertad y Progreso considera que para evitar escenarios de dudas de los mercados va a ser necesario que “el gobierno llegue al 2025 con el riesgo país bien perforando los 1000 puntos”. Eso le permitiría volver a los mercados voluntarios. El año que viene va a ser imprescindible porque hay vencimientos muy fuertes en dólares.

Cuán sostenible es el plan del Tesoro

“Es evidente que los vencimientos del Tesoro se van a ir acumulando nuevamente. Pero yo vería el consolidado del sector público, incluyendo la deuda del Banco Central. Manteniendo el superávit fiscal y con un Tesoro que puede honrar su deuda, empieza a ser creíble”, explicó,

El economista de Libertad y Progreso sostuvo que la meta fundamental del gobierno es apagar los dos motores de la inflación, que son el déficit fiscal y los intereses de la deuda del Banco Central, al pasar todo al Tesoro apaga uno de los motores”.

Quantum Finanzas, la consultora que dirige Daniel Marx plantea algo similar que Marí al indicar que que la emisión de Letras Capitalizables (LECAPS) que lleva a cabo el Tesoro para quedarse con la deuda del BCRA “no altera el stock de deuda consolidada”.

“En alguna medida transparenta el endeudamiento indirecto que el Tesoro tuvo durante los últimos años vía financiamiento monetario del BCRA y su esterilización con títulos emitidos por esa entidad”, indica Quantum.

La consultora advierte no obstante que “esta operatoria reduce el déficit cuasi-fiscal, pero aumenta el fiscal”.

“Como las LECAPs son instrumentos emitidos a descuento, los pagos de intereses no se computan en el déficit fiscal primario, aunque requieren un mayor superávit fiscal o una mayor financiación del mercado para atender los vencimientos sin emisión”, advirtió la consultora.

×

CadenaGlobal WhatsApp Chat

× Publica tu noticia AQUI