Desde el gobierno chino se afirma que el arribo de la titular de la Cámara de Representantes a la isla es una “grave provocación” y una “violación del principio de una única China”. La actitud estadounidense fue además reprochada por los gobiernos de Moscú y Teherán, que se solidarizaron con Beijing.

China convocó este martes “urgentemente” al embajador estadounidense en Beijing, Nicholas Burns, tras repudiar la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán, que, advirtió, “daña gravemente las relaciones” entre las dos principales potencias del mundo.Según el viceministro de Exteriores chino, Xie Feng, Estados Unidos y Pelosi “jugaron con fuego” al viajar finalmente a Taiwán, una visita que no fue confirmada hasta que el avión en el que viajaba la parlamentaria demócrata tomó tierra en Taipéi.

Feng habló de “grave provocación” y de “violación del principio de una única China”, según los medios oficiales citados por las agencias de noticias Europa Press y ANSA.

“El gobierno estadounidense debió frenar la decisión sin escrúpulos de Pelosi e impedirle ir contra la tendencia histórica, pero, en cambio, la secundó y colaboró con ella, hecho que agrava la tensión en el estrecho de Taiwán y daña gravemente las relaciones entre China y Estados Unidos”, sentenció.

La Televisión Central de China (CCTV) expresó que la cartera diplomática presentaría ante Burns una serie de “solemnes y fuertes protestas” por lo que consideraba una violación de la soberanía de su país.

China dijo que defender su territorio y se prepara para aplicar medidas militares

China dijo que defenderá su territorio y se prepara para aplicar medidas militares

El representante chino instó a Estados Unidos a que “corrija el error y deje de provocar conflictos” respecto al asunto con Taiwán.

China había advertido en repetidas ocasiones que si finalmente Pelosi viajaba a Taiwán tomaría medidas “contundentes”.

El gigante asiático considera a Taiwán una provincia más bajo su soberanía a pesar del discurso secesionista taiwanés que sigue recibiendo clamorosos apoyos de Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

La actitud de Pelosi fue además reprochada por Rusia e Irán.

Moscú calificó la visita de “otro movimiento provocativo” del gobierno del presidente Joe Biden para presionar a Beijing, mientras Irán señaló que el viaje “viola la integridad territorial” de China.

“Los trabajadores temporales políticos estadounidenses irresponsables insultan a los 1.500 millones de habitantes de China. Estados Unidos es un estado provocador”, sostuvo la vocera de la cancillería rusa, Maria Zajarova, según la agencia estatal de noticias TASS.

Zajarova diferenció la visita de Pelosi con el viaje oficial a Myanmar del titular de la cartera de Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

“Lavrov no trae provocación, como Pelosi, sino cooperación”, expuso en su perfil oficial de Telegram.

Por su parte, el vocero de la cancillería iraní, Naser Kanani, condenó en conferencia de prensa la situación y agregó que viola la integridad territorial de China y va en contra de la Carta de Naciones Unidas, según reporte de la agencia de noticias Mehr.

“Irán considera el respeto por la integridad territorial de los países como uno de los cimientos de su política exterior y apoya la política de Una China en este sentido. El marco es inequívoco”, reforzó.

Por último, remarcó que “unilateralismo y la violación de las leyes y obligaciones internacionales se han convertido en un procedimiento fijo en la política exterior” de Estados Unidos.

SI QUIERES PUEDES DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre