El ministro de Justicia, Martín Soria, afirmó este domingo que “el proyecto de ley que aprobó esta semana la Legislatura porteña tiene nombre y apellido, se llama Mauricio Macri”, en referencia a la ley aprobada por la Legislatura porteña, con la que Juntos por el Cambio (JxC) amplió las competencias del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Ciudad de Buenos Aires.

En diálogo con Radio 10, Soria consideró que fue pensada “con tal de evitar la quiebra del grupo Macri por la estafa del Correo”, y que con ese fin, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez “Larreta y su legislatura subvierten el orden constitucional” con esta ley, que fue también rechazada por expertos en el tema.

Para el funcionario se trata de “un traspaso totalmente ilegal de competencias” y consideró que “Macri no solo tiene jueces y abogados para garantizar su propia impunidad, también tiene lamentablemente la Legislatura de Larreta”.

Soria argumentó, por ejemplo, que el procurador interino, Eduardo Casal, “que siempre ha beneficiado a Macri, en este caso no tuvo más opción que decirle que era anticonstitucional”.

También opinó que “esta ley atenta y perjudica a todos los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires, que van a tener que afrontar cuatro instancias”. Y analizó: “Yo no le veo mucho futuro, no creo que prospere”.

En otro tramo de la entrevista el ministro opinó que las nuevas autoridades de la Corte Suprema de Justicia se eligieron mediante “una decisión totalmente independiente, autónoma” del máximo tribunal.

“No nos corresponde a nosotros como Gobierno hacer valoraciones sobre esta decisión, mucho menos valoraciones personales sobre la designación de uno u otro”, argumentó sobre la nueva presidencia, ahora en manos de Horacio Rosatti.Pero consideró que “más allá de los nombres” su expectativa es que “con este recambio se abra la puerta para poder reestablecer una relación institucional más sana con la Corte Suprema”.

“Esperamos que puedan ordenarse un poco y empezar a trabajar por una Justicia mejor”, agregó.

La flamante ley porteña fue pensada para “evitar la quiebra del grupo Macri por la estafa del Correo”

Martín Soria

Finalmente habló de la reunión que mantuvo días atrás con el juez Daniel Rafecas, quien va a quedar a cargo de la causa AMIA por una cuestión de subrogancias, como explicó Soria.

“Nuestras reuniones ahora son públicas, no escondidas como eran cuatro años atrás”, dijo al comparar con el macrismo.Consideró que es “un juez con muchísima experiencia” y en la conversación coincidieron “sobre la importancia del Estado de derecho”.

Entonces recordó que “hace cuatro años, que el Ministerio Público Fiscal sufre una parálisis institucional y es cada vez más urgente la necesidad de recuperar la normalidad”.

En ese sentido reafirmó que el de Rafecas es el único pliego presentado por el oficialismo para el puesto de Procurador General de la Nación, pero recordó que su aprobación “depende de los votos” del Senado.

“El único pliego presentado es el de Rafecas, la oposición lo trabó durante todo el año pasado, se opusieron terminantemente a tratarlo”, pero luego “de un día para el otro salieron a expresar su apoyo público a Rafecas para que ocupe el cargo”. “Dudo que esta oposición totalmente desquiciada permita lograr esos consensos”, planteó el funcionario.

Y aclaró que no cree que “este sea el momento, a semanas de las elecciones, para lograr los acuerdos y consensos necesarios”.

Soria: "Nunca se había visto una manipulación como la que se vio durante el macrismo".

Soria: “Nunca se había visto una manipulación como la que se vio durante el macrismo”.

Para Soria “que la Justicia funcione mejor es una demanda de todos los y las argentinas” y recordó que “el 80% o el 85% de la sociedad descree en el Poder Judicial”.

Además remarcó que “nunca se había visto una manipulación como la que se vio durante el macrismo” y lo consideró “el punto límite”.

“Es muy difícil alcanzar consensos con gente como Macri o Patricia Bullrich, es una oposición totalmente desquiciada, son los mismos que mandaron a quemar barbijos”, dijo sobre la necesidad de alcanzar acuerdos.

Pero consideró que deberán sentarse “con los sectores de la oposición que tengan la madurez política suficiente”, entre los que nombró al radicalismo.”Hay grandes dirigentes del radicalismo que están de acuerdo con la necesidad de hacer cambios”, explicó.

“Con lo de Rafecas hasta sacaron un comunicado de apoyo, espero que no se desdigan si eso se trata, porque son especialistas en eso”, dijo finalmente.

SI QUIERES PUEDES DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre