Dentro de ese paquete está incluida la regíón Nea-Noa y se apostará al  Plan Belgrano hoy rebautizado como Plan Belgrano Norte Grande, para la ejecución de obras viales y  ferroviarias y otros trabajos destinados a fortalecer la infraestructura de esta gran región argentina, atenuando las asimetrías que existen en relación a la Pampa Húmeda, ávida de mercados y puertos.

La apuesta del Gobierno nacional con las 60 medidas a anunciar a la brevedad, están enfocadas a mejorar la conectividad y las condiciones de competitividad de las economías regionales, entre ellas la del Norte Grande.

El Plan Belgrano Norte Grande,  es  una unidad de obra pública con fuentes de financiamiento externo y se anticipó que, por ejemplo, el plan vial contará al menos inicialmente con una suma de más de 650 millones de dólares, de los cuales  u$s500 millones corresponden a créditos blandos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), otros u$s150 millones a la Corporación Andina de Fomento (CAF) y  u$s20 millones al Fonplata.

“Estamos pendientes de la aprobación -contó Sisto Terán, titular de la unidad Belgrano Norte Grande junto a Marcelo Caponio-. Lo que está en marcha son los programas para agua y saneamiento, ocurren en Salta por la emergencia que surgió en departamentos norteños como San Martín. Orán y Rivadavia; antes de fin de año vamos a licitar las obras por el remanente de las líneas que ya estaban aprobadas, todas financiados por el BID”.

Sostuvo  que estas iniciativas sirven para motorizar el empleo. Se iniciaron obras en Concepción (Tucumán) por u$s20 millones; en agosto se adjudicará una en Apóstoles (Misiones) por u$s7 millones y está en proceso de pago el anticipo de u$s30 millones para un proyecto en Corrientes. Se licitarán, antes de fin de año, obras en Chaco y en Catamarca.

Terán apuntó que se reanudó el acueducto Wichi I en Chaco, en la primera quincena de agosto se presentará al Banco Mundial el plan para el Wichi II para su llamado a licitación; esta semana se trata la ampliación de obra canal San Luis en Tucumán, ambos con financiamiento del Banco Mundial. “Hemos reiniciado obras paralizadas en la ciudad de Santiago del Estero y en Clorinda, Formosa”, agregó.

El Plan Belgrano fue una de las promesas más importantes de la presidencia de Mauricio Macri. Proponía una inversión de u$s16.000 millones en infraestructura para “conectar el Nea-Noa con el resto del país”; dependía de Jefatura de Gabinete y, según los datos de Juntos por el Cambio, se ejecutó un 45% de lo proyectado. Ahora se volvió al esquema de 2006, con una unidad ejecutora dependiente del Ministerio de Obras Públicas, que solo se financiará con fondos de organismos internacionales.

 

SI QUIERES PUEDES DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre